Disponible
30,00 €
Mínimo/máximo jugadores1-4
Edad mínima recomendada+10
Tiempo de juegoUna hora
Aprender: 60 min
Enseñar: Media hora
Especificaciones

Envíos Gratis Península y Baleares

Entregas en 48h laborales a Península

File File File File

The Red Cathedral

El otoño no es el mejor momento para subirse a un andamio en Moscú, pero sigue siendo mucho mejor que el invierno. El zar Iván quiere resultados, y nuestro equipo demostrará que somos los mejores albañiles de la ciudad. Seguro que si rematamos esos arcos decorativos con las piedras más brillantes, nos aseguraremos de estar en la lista de obreros de confianza del estado.

Sheila Santos e Israel Cendrero forman el dúo de diseño de juegos conocido como Llama Dice. Hasta la fecha han publicado varios títulos con distintas editoriales españolas (1987 Channel Tunnel, Mondrian, Smoothies), y The Red Cathedral es el primer juego que publican con Devir. Pedro Soto (Holmes, Sherlock & Mycroft, Papua) y Chema Román (El mundo de Águila Roja) se ocupan del aspecto gráfico del juego, haciendo un homenaje a Iván Bilibin, un icónico artista ruso del XVIII, que aún siendo posterior a la época del juego resulta muy reconocible.

The Red Cathedral es un juego de tipo euro medio, estratégico, en el que los jugadores toman el papel de equipos de construcción. Su trabajo consiste en levantar entre todos la catedral de San Basilio en Moscú, bajo el encargo de Iván el Terrible. Pero solo uno de ellos logrará hacerse con el favor del zar. Durante la partida, los jugadores podrán efectuar una de estas tres acciones: asignarse una sección de la catedral, mandar recursos a dicha sección para construirla, o visitar el tablero de juego para conseguir más recursos. Cada una de estas acciones tiene su propio mecanismo y requiere que los jugadores presten atención a lo que están haciendo sus compañeros. Al asignarse las secciones de la catedral los jugadores irán tomando posesión de espacios en cada una de las columnas que la componen. Cuantas más secciones haya construido y completado cada uno en cada torre, más puntos obtendrá al final de la partida. Los jugadores pueden mandar recursos a las secciones de la catedral que hayan reclamado. Cuando completen cada una de ellas obtendrán recompensas en modo de dinero y puntos de prestigio. Además, podrán instalar decoraciones en secciones completadas para obtener aún más reconocimiento por parte del zar. Esta parte del juego funciona también a modo de reloj, ya que en cuanto un jugador complete la construcción de su sexta sección del juego desencadenará el final de la partida.

El tablero de juego nos muestra el ya icónico rondel de The Red Cathedral. Aquí es donde los jugadores obtendrán todo tipo de recursos para acometer sus obras en la catedral, así como obtener favores por parte de los gremios y profesionales para optimizar su visita al mercado. En el rondel central los jugadores elegirán el dado que quieren usar y lo avanzarán tantos espacios como indique su cara superior, obteniendo así los recursos indicados en la casilla final donde dejen el dado. The Red Cathedral es un juego accesible a nivel de reglas, ya que resulta muy sencillo asimilar los distintos niveles de la partida, pero cuenta con un nivel de estrategia muy interesante. Sin duda gustará mucho a aquellos que se inclinen por juegos en los que el desafío se encuentre en la optimización de la partida más que en la complejidad del reglamento.

Si os ha gustado lo que os hemos contado sobre el juego, os animamos a conocerlo en más detalle. Por un lado, podéis ver el videotutorial de Devir para conocer las reglas cómodamente, y también encontraréis la partida de Devir en la que Xavi Garriga, Benjamín Amorín y David Esbrí disputan una partida de The Red Cathedral.

The Red Cathedral, un juego de mesa tipo eurogame de Llamadice.