Disponible
10,00 €
Mínimo/máximo jugadores2-6
Edad mínima recomendada+10
Tiempo de juegoMedia hora
Aprender: 15 min
Enseñar: 5 minutos
Especificaciones

Envíos Gratis Península y Baleares

Entregas en 48h laborales a Península

Archivos descargables
File

Legado Perdido: La Nave y El Jardin Flotante

Legado perdido: La nave y el jardín flotante es un conjunto de dos juegos ambientados en el universo de Legado perdido, el famoso juego del autor japonés Seiji Kanai. 

Legado perdido: La nave y el jardín flotante son los dos primeros juegos del universo Legado perdido, el juego creado por el famoso autor japonés Seiji Kanai en el año 2013. Es un juego para 2-6 jugadores con partidas cortas, de media hora de duración. El arte recae en los pinceles del propio Seiji Kanai junto con Hayato Kisaragi, Diego Gisbert Llorens, Noboru Sugiura y Mario Wibisono.

Se trata de un juego muy sencillo en cuanto a reglas pero con una importante profundidad estratégica y psicológica. Todos los jugadores disponen de dos cartas en su mano, y en su turno deben jugar una de ellas a la vista del resto de jugadores e implementar sus efectos. Cuando ya no queden cartas por robar del mazo, todos aquellos jugadores que sigan en el juego (y es posible que algunos hayan quedado eliminados durante la partida por efecto de las cartas jugadas) y solo ellos, podrán intentar adivinar dónde se encuentra el Legado perdido que da nombre al juego. Este legado es una carta y puede encontrarse en la mano de uno de los jugadores o en las «ruinas», una pila de descarte secreta que se habrá formado durante el juego. Para poder formular la sospecha sobre dónde se encuentra el legado perdido, los jugadores actuarán según el orden de juego de la carta que mantengan en la mano. Todos los jugadores «vivos» tendrán en la mano una carta y esta tendrá un número de orden. Por ello, durante el juego deben tratar de sobrevivir, eliminar al mayor número de rivales posible, averiguar dónde se encuentra el legado perdido (que puede ir pasando de mano en mano) y quedarse con una buena carta en la mano para poder ser de los primeros en formular la sospecha. Legado perdido crea una atmósfera de juego muy tensa y lo consigue con el mínimo material: solo 16 cartas. Normalmente, las partidas de Legado perdido son para un grupo de dos a cuatro jugadores, pero esta caja contiene dos juegos independientes de Legado perdido (La nave y El jardín flotante) que pueden jugarse por separado o combinarse para aumentar el número de jugadores hasta un máximo de 6. En caso de combinarse, debe usarse solo una de las cartas de legado perdido.