Disponible
47,00 €
Mínimo/máximo jugadores2-4
Edad mínima recomendada+10
Tiempo de juegoUna hora
Aprender: 30 min
Enseñar: 15 minutos
Especificaciones

Envíos Gratis Península y Baleares

Entregas en 48h laborales a Península

Archivos descargables
File

Fresco

El techo de la catedral se está alargando un poco y necesita una restauración urgente. El obispo espera a importantes visitantes y quiere lucir su iglesia con el hermoso fresco desde su mejor ángulo. Los pintores de frescos más renombrados del Renacimiento son contratados, y ahora tienen que demostrar su maestría. Los jugadores asumen el papel de los pintores de frescos y tienen que demostrar sus habilidades. ¿Qué pintor logrará restaurar el fresco a su antigua gloria? Esta versión de Fresco contiene tres módulos de expansión adicionales. Todos los módulos de Fresco se pueden combinar de cualquier forma con el juego básico y otros módulos. Fresco es un juego de estrategia muy variable para toda la familia.

Fresco es un juego de mesa diseñado en 2010 por Marco Ruskowski y Marcel Süßelbeck. Fue nominado para el premio Spiel des Jahres 2010 y ganó el Deutscher Spiele Preis 2010. Cada jugador de Fresco asume el papel de un maestro pintor que intenta restaurar el fresco en el techo de una catedral, obteniendo puntos por cada sección que repara. Los jugadores deben administrar un equipo de aprendices que comprarán o mezclarán las pinturas requeridas, pintarán retratos para ganar dinero y mantendrán feliz al obispo. Los aprendices con exceso de trabajo pueden dejar el servicio del pintor, reduciendo las acciones que se pueden realizar. Un jugador puede mejorar la moral e incluso obtener acciones adicionales si deja que sus trabajadores duerman hasta tarde. Sin embargo, esto puede permitir a los jugadores anteriores bloquear su capacidad para comprar las pinturas necesarias o restaurar una sección del fresco antes de poder llegar a ella. 

Durante cada turno de Fresco, los jugadores asignan en secreto a sus cinco aprendices a cualquiera de varias ubicaciones. A continuación, se revelan las opciones y se visita cada lugar por turnos. En el mercado, los aprendices pueden comprar pintura de colores primarios. En la catedral, pueden restaurar un fresco usando colores específicos para ganar puntos y obtener ingresos para turnos futuros. En el estudio, pueden pintar retratos para que los burgueses ganen dinero. En el taller, mezclan las pinturas compradas en colores secundarios más valiosos. O se puede dar a los aprendices una noche libre en el teatro para mejorar la moral. El juego continúa hasta que se restaura la mayor parte o la totalidad del fresco, tras lo cual se suman los puntos y el pintor que más ha impresionado al obispo es el ganador.

Los pintores de frescos a los que representan los jugadores tienen que restaurar la gran pintura del techo de la catedral por orden del obispo. Deben planificar cuidadosamente su jornada laboral, l que la mayoría de las veces significa levantarse muy temprano por la mañana, comprando y mezclando pinturas para su trabajo en la catedral con el fin de restaurar el fresco a su estado inmaculado. En caso de que sus ingresos no sean suficientes, deberán cumplir con los pedidos de su propio estudio. Esto puede conducir al mal humor de sus aprendices, que solo se puede aliviar dejando que asistan a un espectáculo nocturno en el teatro. Únicamente una hábil planificación te ayudará a obtener la mayor cantidad de puntos de victoria y a convertirte en el pintor de frescos más glorioso.