Disponible
36,00 €
Mínimo/máximo jugadores2-6
Edad mínima recomendada+10
Tiempo de juegoMedia hora
Aprender: 30 min
Enseñar: 5 minutos
Especificaciones

Envíos Gratis a partir de 20€ en Península y Baleares

Entregas en 48h laborales a Península*

Archivos descargables
File File

Downforce

En Downforce deberemos ir apostando en diferentes ocasiones por el coche que creamos que será el ganador de esta carrera. Podemos apostar tanto por el nuestro como por el de uno de los demás jugadores. Tu coche avanzará impulsado por cartas, pero ten cuidado, ya que también deberás impulsar los de tus oponentes.

Downforce es un juego de carreras del aclamado autor alemán Wolfgang Kramer basado en Top Race, con que podremos disfrutar de 2 a 6 jugadores y con una duración media entre 20 y 40 minutos. Además, es un juego con reglas sencillas muy fácil de enseñar y aprender.

Este juego es ideal para los fanáticos del automovilismo, aunque no es el típico juego de carreras.  En él subastaremos los automóviles y apostaremos por cuál de ellos se llevará el primer puesto para conseguir el mayor beneficio económico posible. Cada jugador recibirá cartas de velocidad para los coches según el número de jugadores participantes, con las que moverlos a través de la pista de carreras. Además, cada jugador también contará una hoja para anotar sus pujas y apuestas durante la partida. 

En la primera parte de Downforce, se subastarán los coches y habilidades que nos ayudarán durante la partida; es aquí donde pujaremos por el coche que nos interese, pero que no necesariamente nos dará la victoria. Tras finalizar la subasta y con los coches de carreras adjudicados a los jugadores, pasaremos a la competición. Por turnos, cada jugador elegirá una carta de su mano y hará avanzar todos los coches según lo indicado (de arriba a abajo). En el momento en que el primer coche supere la primera etapa de la carrera, cada jugador anotará en secreto en su hoja de apuestas qué color de coche cree que llegará en primer lugar. El juego sigue hasta que se superan las tres etapas de la carrera, apostando cada vez por los automóviles que pensamos que ganarán (no necesariamente tiene que ser siempre el mismo, ya que la carrera es tan vertiginosa que todo cambia).

Al final de la partida, obtendremos dinero si nuestro coche ha ganado y también por cada apuesta que hayamos acertado durante de la carrera. Sin embargo, también tendremos que descontar la cantidad de dinero por la que compramos el coche. Así, el jugador que haya finalizado con más dinero en su cuenta habrá ganado Downforce.

Si las carreras y los coches de alta cilindrada son lo tuyo, te invitamos a jugar a Downforce, donde deberás apostar constantemente para ver si tu coche o el de tus contrincantes será el primero en cruzar la línea de meta. Si quieres saber más sobre este juego o aprender a jugar, te invitamos a ver nuestro canal de YouTube Devir TV.